Si buscas un buen ejemplo de un juego de mesa diseñado para fomentar el aprendizaje y enseñar importantes lecciones de la vida, no busques más allá del Juego de la Paz Mundial. El maestro John Hunter pone todos los problemas del mundo en una tabla de madera contrachapada de 1,2 x 1,5 m y deja que sus alumnos de cuarto grado los resuelvan. En su charla explica cómo su Juego de la Paz Mundial atrae a los escolares y por qué las complejas lecciones que imparte, espontáneas y siempre sorprendentes, van más allá de lo que las clases pueden hacerlo.

English version:

If you’re looking for a good example of a board game designed to encourage learning and teach important life lessons, look no further than the World Peace Game. Teacher John Hunter puts all the problems of the world on a 1.2 x 1.5 m plywood board — and lets his 4th-graders solve them. In his talk he explains how his World Peace Game engages schoolkids, and why the complex lessons it teaches — spontaneous, and always surprising — go further than classroom lectures can.

 

Share This