Escrito por Gabriela Bazan, voluntaria europea de Polonia en Cazalla Intercultural.

Es tiempo para empezar a intentar a escribir algo en español. ¡Cruzad los dedos por mi! Como cada voluntario nuevo, yo con mi nueva compañera de trabajo y de piso, Dearna, tuvimos que ir a “la formación a la llegada”. Teníamos mucha suerte, porque nuestra formación se celebró en el norte de España – ¡muy lejos de nuestra ciudad! Estábamos muy emocionadas, pero también teníamos mucho miedo porque imaginábamos cómo de largo y frío podría ser nuestro viaje a Cantabria.

A mediados de marzo, exactamente el viernes 10, alrededor de las cinco de la madrugada empezábamos nuestro viaje a un pequeño pueblo de Cantabria llamado Corconte. Como podéis imaginar, pasamos más o menos quince horas entre diferentes autobuses y trenes. Al final, a las nueve y pico de la noche llegamos a un albergue muy bonito, cerca de un lago. En nuestra formación había otras 22 personas de diferentes países como Bélgica, Rumanía, Inglaterra, Francia, Estonia, Rusia, Portugal, Macedonia o Letonia, junto a nosotros dos de Polonia y Italia. Juntos pasamos allí 5 días aprendiendo nuevas cosas tanto sobre SVE como sobre nosotros y nuestros países. Fueron días muy activos, el programa fue muy intenso, pero gracias eso no sentíamos el frío que hacía fuera (¡había nieve!). Los formadores nos prepararon también actividades más culturales. Tuvimos la oportunidad de conocer la cultura de Cantabria y de visitar Santander, una ciudad muy bonita. ¿Parece muy guay, verdad? Durante la formación rodé un pequeño video que ahora podéis ver. Así que.. ahora tenéis la ocasión de acompañarnos en Cantabria al menos durante cinco minutos. ¡Disfrutad!

Share This