Si has oído hablar de Dungeons & Dragons y no eres un jugador activo, probablemente lo imagines como un juego sólo jugado por un grupo de nerds en el sótano de alguien. Incluso en la creciente cultura de los geek de hoy en día, el juego de mesa en algún momento todavía tiene una mala reputación y es visto como una cosa de nicho, a pesar del hecho de que el juego no sólo ofrece horas de entretenimiento, pero también es una experiencia educativa.

Dungeons & Dragons es un juego de rol de fantasía, en el que los jugadores son personajes de una historia de fantasía en curso. El núcleo de D&D es la narración de historias. Tú y tus amigos cuentan una historia juntos, guiando a tus héroes a través de la búsqueda de tesoros, batallas con enemigos mortales, atrevidos rescates, intrigas cortesanas y mucho más. Aunque la atención se centra en el entretenimiento y el uso de la imaginación para impulsar la historia de gran parte de la mecánica y las funciones del juego promover las habilidades educativas que son vitales para el desarrollo de los jugadores más jóvenes y jugadores de más edad por igual. Dungeons & Dragons ofrece a los jugadores una vía para mejorar habilidades como la lectura y la escritura, las matemáticas básicas, el pensamiento crítico, la resolución de problemas y el trabajo en equipo que de otra manera se perderían en la vida diaria.

Lectura y Escritura

Cuando empiezas a jugar, primero necesitas conocer las reglas y procedimientos para crear un personaje y familiarizarte con el aspecto de construcción del mundo del juego. Esto requiere mucha lectura por parte de los jugadores y también aumenta su vocabulario. Crear un personaje también implica mucha escritura. Para que tu personaje se desarrolle completamente, necesitas escribirles una historia de fondo, seleccionar un papel para que él o ella juegue, asignar sus fortalezas y debilidades y mucho más. A medida que el juego se desarrolla, también lo hace tu personaje y tus habilidades de escritura y lectura.

Pensamiento crítico y resolución de problemas

Una vez que los personajes son creados, los jugadores son finalmente capaces de explorar el mundo de fantasía establecido para ellos por el líder del juego, el Dungeon Master. Los jugadores se encontrarán con monstruos, misiones, tesoros, así como pueblos y ciudades mientras exploran el mundo que les rodea. Esta parte del juego requiere un juego de rol con el maestro de la mazmorra y otros jugadores. Este juego de roles despierta la imaginación y ayuda a los jugadores a desarrollar habilidades sociales y de resolución de problemas para completar tareas. Por ejemplo, estas tareas pueden implicar coaccionar a un personaje no jugador para ayudar a los jugadores a llevar a cabo una tarea, obtener información o simplemente resolver un rompecabezas en el juego. Estas habilidades sociales y de resolución de problemas son esenciales para el desarrollo de las personas, especialmente si los jugadores están en su adolescencia temprana y media.

Trabajo en equipo

Además de desarrollar habilidades de resolución de problemas y pensamiento crítico, Dungeons & Dragons promueve otro aspecto importante de la interacción social: el trabajo en equipo. Podría decirse que la habilidad social más importante que el juego ayuda a construir, el trabajo en equipo está en el centro del juego y es vital para permitir que el juego siga su curso. El trabajo en equipo es importante porque el carácter de cada jugador tiene habilidades especiales que lo hacen ideal para ciertas tareas. Algunos personajes son más sigilosos que otros y son grandes espías y granujas. Otros personajes son fuertes y voluminosos y hacen bien en el cuerpo a cuerpo para absorber el daño que de otro modo podría destruir el carácter de otro jugador. Y algunos personajes usan la magia para cambiar la marea de la batalla a su favor. No importa cuál sea el papel del personaje, el jugador rápidamente se da cuenta de que a menudo necesitan a sus aliados para llevar a cabo tareas que benefician al grupo.

Matemáticas

Dungeons & Dragons no sólo promueve la lectura crítica, la escritura, la resolución de problemas y la interacción social, sino que el juego también requiere el uso continuo de habilidades matemáticas comunes como sumar, restar, dividir y multiplicar, y a veces requiere que los jugadores lean tablas de información. Basándose en las tiradas de dados, los jugadores utilizan estos resultados numéricos en las batallas para determinar el éxito o el fracaso de los controles de habilidad, la determinación de elementos aleatorios, eventos aleatorios, y para avanzar en el combate. Por ejemplo, las matemáticas se utilizan por primera vez en el juego cuando se crean los personajes para determinar las puntuaciones de habilidad. Los personajes de cuerpo a cuerpo, como los luchadores, suelen tener un número alto de fuerza, como dieciocho. Tener una puntuación de habilidad de fuerza alta le da al personaje una mejor oportunidad de tener éxito en actividades físicas como escalar, saltar y nadar, a la vez que añade más daño al ataque del personaje. Más adelante en el juego, las matemáticas se vuelven más complejas, pero los jugadores se emocionan para hacer las matemáticas porque los números ilustran la cantidad de daño que un personaje podría infligir o cuánto daño podría recibir el personaje del jugador. A veces, las matemáticas en Dungeons & Dragons son realmente una cuestión de vida o muerte para el personaje del jugador.

Así que la próxima vez que alguien a tu alrededor mencione Dungeons & Dragons, o te invite a ti o a tu hijo a participar con otros que jueguen, o incluso la próxima vez que pases por la estantería de libros de la librería local, piensa en los beneficios académicos y sociales que el juego ofrece a todas las personas, jóvenes y mayores por igual.

Source: http://dnd.wizards.com/dungeons-and-dragons/what-is-dd, https://the-artifice.com/dungeons-dragons-educational-rpg/

 

English version:

If you’ve heard of Dungeons & Dragons and are not an active player, you probably imagine it as a game only played by a group of nerds in someone’s basement. Even in today’s growing geek culture, the boardgame sometime still has a bad reputation and is seen as a niche thing, despite the fact that the game not only offers hours of entertainment but is also an educational experience.

Dungeons & Dragons is a fantasy roleplaying game, in which players are characters in an ongoing fantasy story. The core of D&D is storytelling. You and your friends tell a story together, guiding your heroes through quests for treasure, battles with deadly foes, daring rescues, courtly intrigue, and much more. Although the focus is on entertainment and using imagination to drive the story forward much of the game’s mechanics and functions promote educational skills that are vital to developing younger players and older players alike. Dungeons & Dragons gives the players an avenue to improve skills such as reading and writing, basic mathematics, critical thinking, problem solving, and teamwork that otherwise are lost in day-to-day life.

Reading and Writing

When you start playing the game, you first need to get to know the rules and procedures of creating a character and familiarize yourself with the worldbuilding aspect of the game. This requires a lot of reading on the players part and also increases their vocabulary. Creating a character also involves a lot of writing. For your character to be fully fleshed out you need to write them a backstory, select a role for him or her to play, allocate their strengths and weaknesses and more. As the game develops, so does your character and your writing and reading skills.

Critical Thinking and Problem Solving

Once characters are created the players are finally able to explore the fantasy world set out for them by the game leader, the Dungeon Master. Players will come across monsters, quests, treasure, as well as towns and cities while exploring the world around them. This part of the game requires role-playing with the dungeon master and fellow players. This role-playing rouses the imagination and helps players build social skills and problem-solving skills to complete tasks. For example, these tasks may involve coercing a non-player character to help the players carry out a duty, gain information or just simply solving a puzzle in the game. These problem-solving and social skills are essential to developing people, especially if the players are in their early and mid-teens.

Teamwork

In addition to building problem solving and critical thinking skills Dungeons & Dragons promotes another important aspect of social interaction – teamwork. Arguably the most important social skill the game helps build, teamwork is at the core of the game and is vital to allow the game to run its course. Teamwork is important because each player’s character has special skills that make them ideal for certain tasks. Some characters are stealthier than others and make great spies and rogues. Other characters are strong and bulky and do well in melee to absorb damage that could otherwise destroy another player’s character. And some characters use magic to change the tide of battle in their favor. No matter what a character’s role the player quickly realizes that often they need their allies to carry out tasks that benefit the group.

Math

Not only does Dungeons & Dragons promote critical reading, writing, problem solving and social interaction but the game also requires the continual use of common mathematical skills such as addition, subtraction, division, and multiplication, and sometimes requires players to read tables of information. Based on dice rolls, players use these numerical results in battles for determining success or fail of skill checks, determining randomized items, randomized events, and for moving combat forward. For example, math is first used in the game when characters are being created to determine ability scores. Melee characters, like fighters, typically have a high number for strength such as eighteen. Having a high strength ability score give the character a better chance of succeeding at physical activities like climbing, jumping, and swimming, while also adding more damage to a character’s attack. Later on in the game, the math becomes more complex, but the players get excited to do the math because the numbers illustrate the amount of damage a character might deal or how much damage the player’s character might receive. At times, mathematics in Dungeons & Dragons really is a matter of life and death for the player’s character.

So the next time someone around you mentions Dungeons & Dragons, or invites you or your child to take part with others that play, or even the next time you walk past the shelf of books at the local bookstore, think of the academic and social benefits the game offers to all people, young and old alike.

Share This